Tienda


Macerados madre

Son extractos unitarios de yemas o jóvenes brotes y contienen todas las propiedades de la yema para aplicaciones terapéuticas precisas. También se utilizan para aumentar la eficacia de otros productos de fitoterapia, como la salvia de abedul y los jarabes. Se macera la gema fresca directamente en una mezcla de agua, alcohol y glicerina. Estos tres solventes participan en la extracción de todos los principios activos y transmisión de la energía e información genética de las yemas. Tras la maceración y filtración, el líquido que se obtiene lleva el nombre de macerado madre. Existe otro tipo de macerado llamado macerado glicerinado 1D y que se obtiene diluyendo diez veces el macerado concentrado (obtenido por maceración en una mezcla de alcohol y glicerina, sin agua) en una mezcla de agua, alcohol y glicerina. Este método de preparación no es óptimo y presenta varios inconvenientes: No contempla la presencia simultánea de los tres solventes (agua, alcohol y glicerina) imprescindible para extraer los principios activos de la planta así como toda la información genética; la dilución del macerado madre no aporta nada; en la dilución se necesita dinamización y representa un problema técnico cuando se trata de cantidades grandes, y la posología supone una cantidad de gotas demasiado elevada a la hora de contarlas además de que supone una ingesta importante de alcohol. Dentro de los principales macerados madre cabrían destacar: Abedul (se trabaja con dos tipos, betula alba L. y betula pendula Roth), Arándano rojo (vaccinium vitis-idaca), Enebro (juniperus communis), Espino blanco (crataegus oxyacantha), Grosellero negro (ribes nigrum L.), Higuera (ficus carica), Romero (rosmarinus officinalis), y Tilo (tilia tomentosa Moench).

Mostrando los 2 resultados