Tienda


Yemocomplejos

Son asociaciones sinérgicas de varios macerados glicerinados con otros extractos de plantas e incluso aceites esenciales para dar respuesta a un problema específico. Nos ofrecen una combinación armoniosa de yemas basadas en la fitosociología, la bioquímica y los datos clínicos para problemas específicos. Con los yemocomplejos podemos tratar de manera efectiva y armoniosa diversas y numerosas patologías, destacando los principales complejos: Antialérgico (grosellero negro, romero y propóleos), Anticelulítico (castaño, fresno y avellano), Depurativo (romero, enebro, diente de león y hojas de alcachofa), Articulaciones (grosellero negro, pino, vid roja y abedul), Circulación (espino blanco, muérdago y ajo), Circulación venosa (Serbal, Cataño de Indias y castaño), Memoria (olivo, aliso y romero), Osteoporosis (zarza, pino, secuoya y abedul), Próstata (palmito salvaje, adelfilla de flor salvaje, secuoya), Sistema inmunitario (abeto blanco, escaramujo y grosellero negro), Sueño (tilo e higuera), y Tonificante (secuoya, romero, grosellero negro y roble). La fitosociología estudia las asociaciones vegetales del mundo entero, entendiendo que los vegetales son organismos que viven en sociedad. Los árboles que se utilizan en yemoterapia proceden en su mayor parte de la flora europea. Existe una relación entre la evolución fitosociológica del pasado con la fitosociología de los bosques actuales y la evolución anatómica y patológica de una persona. En yemoterapia, la yema contiene toda la evolución de la especie, por tanto, la sucesión de las fases de vegetación, en el tiempo y en el espacio, presenta una analogía inversa a los diferente estados patológicos de una enfermedad.

Mostrando 1–9 de 11 resultados